De Qué Trata El Juego De La Oca

Cada jugador participará con una ficha de diferente color. Se aconseja desde los 8 años de edad… y hasta un máximo de 99 años.

de qué trata el juego de la oca

Atravesar el puente, significa atravesar la barrera que separa lo mundanal de lo celestial. Este paso, tiene un coste o Portazgo por el aprendizaje recibido. En Puente la Reina está la iglesia del Crucifijo, donde la cruz que sostiene a Cristo tiene forma de oca. El viaje de vuelta corresponde a las casillas 33 a 63. Conque sonreíd, porque tenéis en vuestras manos un juego con individuos diversos y casillas alternativas, diseñado por y para personas diversas. La Casilla de los Dados simboliza la fortuna, conseguir un 9 y avanzar eludiendo la Casilla del Pozo de Bronce y la Casilla de la Calavera, que representa la desaparición, es todo un éxito.

Reglas Del Juego De La Oca Como Jugar A La Oca

Así pues, las casillas del podrían simbolizar el renacimiento total, en los que el peregrino se transforma en un individuo nueva. Cualquier desviación puede llevarte a la prisión hasta el momento en que alguien te redima. En el tablero se estima que la prisión es el Hospital de San Marcos, en León. Hoy en día, este juego está prácticamente en todas las viviendas y se considera un tradicional. Pero, si nos caracterizamos por algo, es porque nos chifla ‘transformar’ las cosas para que el mundo sea un poquito mejor.

Pero a nosotros la teoría que hoy nos importa es la del origen templario del Juego de la Oca. Según esta hipótesis, el juego fue inventado por la Orden del Temple, cuyos miembros eran los responsables de proteger a los peregrinos que caminaban a ciudades santas como Santiago, Roma o Jerusalén. La cookie guarda información de manera anónima y asigna un número generado de forma aleatoria para reconocer a visitantes únicos. La Calavera es el homónimo de la muerte, el objetivo del Sendero. Pero la muerte, asimismo piensa una promesa de Resurrección. Era una forma de morir para renacer, suponía volver a comenzar de 0.

Usos Del Juego De La Oca Para Infantil

Es un disco hecho de arcilla que mide precisamente 20 de diámetro y que tiene grabada una espiral con 31 casillas en una cara y 30 en la otra; en 8 de las casillas hay, también grabadas, las figuras de pájaros muy grandes. El tablero no solo hace referencia a sitios físicos del Camino. También apela a sensaciones que cualquier persona experimenta durante su peregrinación a Santiago. El juego de la oca cuenta, por ejemplo, con la casilla del pozo, que podría representar los malos días que se muestran a lo largo de la Ruta.

Para agradar y también ir pagando los tantos de pérdida, cada jugador va a tener un fondo de fichas. Para ganar la partida es preciso que el jugador llegue a situarse en el número 63. Cuando excede de 63, el número del dado tiene que retroceder tantas casillas como cupo de exceso haya.

Prosigue Nuestros Tableros En Pinterest

Otros lo entregáis a las familias en periodos vacacionales o en otros momentos a fin de que los padres jueguen con sus hijos y de esta forma repasen esos contenidos. Si caemos en una casilla de retroceso, tendremos que saltar tres casillas hacia atrás. Algunos de los datos que se recopilan tienen dentro el número de visitantes, su fuente y las páginas que visitan de manera anónima. Se piensa que el Monte do Gozo, era el último rincón donde los peregrinos podían pecar, lo habitual es que lavasen sus ropas en Lavacolla como un signo de limpieza espiritual para lograr Santiago. Podría representar lasdepresiones y pésimos días que se muestran a lo largo del camino. Caer en el Pozo, piensa permanecer hasta que alguien venga a rescatarte.

Las casillas con los números 6 y 12 son las Casillas de los Puentes, como bien hemos comentado previamente esto simboliza socorrer un obstáculo. Cruzar un puente significa cruzar el muro que divide lo celestial de lo terrestre . Uno de estos juegos fue precisamente “el Juego de la Oca” y cuentan que quién se lo inventó fue Palámedes hijo del rey de Eubea y nieto de Poseidón. En el año 1908 se descubrió en Creta una parte arqueológica que data del año 2000 AC y que fue llamada el “Disco de Phaistos”, los historiadores suponen que probablemente era un tablero para jugar a un juego similar al del Juego de la Oca.

Si caes en la casilla POZO el jugador está en un grave problema. No vas a poder volver a tirar el dado hasta el momento en que otro jugador pase por esa casilla. Nada, que hay que esperar el salve para escapar del pozo. En Logroño, capital de La Rioja, podéis ver algunas de estas casillas convertidas en sitios jacobeos como Jaca, Puente la Reina o Beato Domingo de la Calzada. En la plaza de Santiago, en un del costado de la iglesia del mismo nombre. Su suelo se ha convertido en un enorme tablero que honra al Juego de la Oca.

Juego De La Oca: Mapa Simbólico Del Sendero

Por lo tanto, se interpreta el Juego de la Oca como una guía de ida y vuelta del Sendero de Santiago, o sea, una guía no escrita, sino más bien simbólica. En aquel momento asociaban los Símbolos del Juego de la Oca con las etapas de la Peregrinación a Santiago de Compostela. Su origen se relaciona con el Camino de las Estrellas, el Sendero de las Ocas, la Orden del Temple, las Templarios y María Magdalena.

Se trata de una Cruz Templaria como la que podrás ver en Puente la Reina. En la casilla con el número 31 se encuentra por norma general la Casilla del Pozo de Bronce. Cayendo en la Casilla del Pozo de Bronce pierdes 2 turnos sin tirar o permaneces sin jugar hasta el momento en que otro jugador pase por la Casilla del Pozo de Bronce. Es posible que 2 players caigan en la Casilla del Pozo de Bronce, el que cae segundo puede continuar jugando y el que cayó primero debe permanecer en la Casilla del Pozo de Bronce. Una de esas casillas en las que rezas por no caer. En la casilla con el número 52 está situada la Casilla de la Cárcel.

Las ocas han de estar bien ubicadas; en los sitios donde la suma pitagórica es 5 , han de estar todas mirando hacia delante, y donde la suma pitagórica sea 9, han de estar mirando hacia atrás. Como vemos, no están colocadas de cualquier manera, hay una secuencia y una contraposición. El jugador, al caer en unas ocas, avanza de frente o de espaldas, a veces de manera consciente y otras veces inconsciente. Para los Templarios, El Juego de la Oca no era un juego, puesto que las reglas de la orden prohibían los juegos de dados o el ajedrez.